Amazon mantiene la ‘carta blanca’ para perder dinero: 44 millones de dólares en el último trimestre

Amazon mantiene la ‘carta blanca’ para perder dinero: 44 millones de dólares en el último trimestre (ver noticia)

¿Carta blanca?

¿Es una inversión a medio-largo plazo fruto de un análisis profundo del mercado?

¿O es un suicidio empresarial que busca eliminar a la competencia y acaba contigo también…. ? se aceptan opiniones….

descarga

Sigue teniendo bula para mantener su estrategia de sacrificar resultados para incrementar ventas actuales y futuras. Amazon repitió el patrón de los últimos trimestres en sus nuevos resultados: perdió 41 millones de dólares, una séptima parte de las sufridas en el mismo periodo de 2012. Ese fue el coste a pagar para volver a crecer en ingresos: 17.000 millones, un 24% más en doce meses. ¿Hasta cuándo se mantendrá esa carta blanca?

No hay duda. Amazon no pierde el beneplácito de los inversores, que confían en que los sacrificios de hoy tengan resultados mañana. Un nuevo trimestre con pérdidas, aunque bastante menos significativas que las de hace un año, no sólo no ha afectado a la baja a sus acciones tras al cierre de la cotización, sino que en las operaciones posteriores ha crecido cerca de un 8%.

En concreto, han sido 41 millones de dólares de pérdidas. El impacto de Prime, programa a través del cual ofrece envíos ilimitados a clientes en Estados Unidos por 79 dólares al año (incentivar las compras, perdiendo en la logística), las importantes inversiones en nuevos almacenes en todo el mundo (para reducir al máximo el tiempo de envío) y en centros de datos han sido algunos de los desembolsos que han disparado los gastos y, por ende, los números rojos.

Pero esas cifras no han sido una sorpresa. Fueron, incluso, bien recibidas porque los analistas esperaban pérdidas de 9 céntimos de dólar por acción sobre unos ingresos de 16.700 millones de dólares. Las pérdidas han sido esas, pero sobre un volumen de negocio sensiblemente mayor.

El sacrificio anunciado por Bezos hace meses se cumple. El camino para convertirse de sólo un gigante del comercio electrónico a una gran compañía proveedora de tecnología está conllevando números rojos de forma sistemática balance tras balance. Sin embargo, la confianza reclamada por la empresa hace meses a los inversores para cumplir esta transición parece intacta.

Pero, la duda vuelve a ser la misma… ¿Hasta cuándo se mantendrá esa carta blanca?

Noticia gentileza del Blog Salmon

Anuncios