El comercio estudia estrategias para estar presente en las redes sociales.

image

CM Social Media

Son un escaparate abierto al mundo, a la vista no solo de aquellos que pasen por la acera donde un establecimiento tenga abiertas sus puertas. Las redes sociales permiten llevar unos productos mucho más allá, siempre y cuando la estrategia esté clara y bien desarrollada. Eso es fundamental.
Es la idea más clara que sacó la veintena de asociados de Acecaa que asistió a la charla sobre ‘La empresa en las redes sociales: humanizar la marca’, que han llevado a cabo dentro del segundo ciclo de jornadas sobre Calidad y Competitividad en el Pequeño Comercio y para el que contaron con la presencia de dos técnicos de la Junta y un experto de Culturatic.
La utilidad de plataformas como Twitter y Facebook centró parte del desarrollo del encuentro. Y es que, reconoció el presidente del colectivo, Fernando Zatón, «aunque la mayoría tenemos algo en esas redes sociales y estamos presentes a través de ellas, lo cierto es que es de manera muy tímida, poco representativa».

Reconocen, en definitiva, que están obligados a ir mucho más allá; necesitan tener una mayor presencia. Pero también son conscientes de que no se trata de estar por estar, porque «con eso lo único que haces es perjudicarte». Cualquier planteamiento tiene que entrar dentro de una estrategia global de venta y de desarrollo de su negocio.
De hecho, aunque los técnicos les trasladaron la conveniencia de darse a conocer a través de las nuevas tecnologías para crear un nexo de unión con el cliente a través sirviéndose del gran alcance que tienen estas herramientas, también les insistieron en que «aquello que hagamos lo hagamos bien y que, si no podemos desarrollarlo nosotros mismos, se lo encarguemos a un profesional. Si no estaríamos tirando el tiempo y el dinero». Y es que al final, lo que está en juego «es la imagen de nuestro comercio».
Pago con móvil
De todos modos, tampoco tiene demasiadas expectativas puestas en la venta on-line porque cree que para que llegue a tener una importante implantación es necesario diferenciarse y eso es muy difícil cuando no eres fabricante. «O das precio, que prácticamente viene marcado por las propias casas, o algo que no tengan los demás. Y eso es difícil cuando no eres el productor».
Lo que, de momento, no han entrado a valorar, es la posibilidad de implantar sistemas que permitan efectuar pagos con móviles, aunque no descartan que se les pueda proponer. «Lo que está claro es que tenemos que estar constantemente actualizándonos», reconoció.
Eso sí, en ese caso creen que cualquier sistema de cobro tendrá que venir de la mano del desarrollo o de la implantación que quieran hacer las entidades bancarias. «No habría ningún problema para adaptarnos, siempre y cuando la idea esté desarrolla por completo y no sea algo que nos vaya a entorpecer».

Anuncios