Utilizar las redes Sociales para encontrar empleo

Con las redes sociales ha cambiado la forma de establecer relaciones de trabajo.

“No es lo que sabes sino a quién conoces” dice un viejo refrán sobre la búsqueda de empleo.

Hoy, en el mundo de las redes sociales “conocemos” a mucha más gente que nunca y además podemos relacionarnos con la gente que nuestros “conocidos” conocen, lo cual tendría que facilitar encontrar trabajo, pero no siempre es así.

“Entender a la audiencia”

Hay muchas formas de socializar en internet y con creciente frecuencia los sitios más importantes, como Facebook, están siendo utilizados por compañías para reclutar empleados.

“Todo tiene que ver con entender a la audiencia”, dice, en conversación con la BBC, Michael Weiss, experto en redes sociales y director ejecutivo de figure18, una empresa que asesora a la gente para ser mejores “narradores”.

LinkedIn probablemente es el sitio más importante para buscar empleo. Aunque si usted es creativo, Pinterest e Instagram también son útiles. Y si es escritor o si desea tener más presencia pública entonces debe ir a Twitter.
LinkedIn se ha convertido en la plataforma favorita del mundo corporativo y en el principal sitio que usan los empleados para reclutamiento profesional.
“Para posiciones a nivel profesional, se espera que los solicitantes tengan un perfil robusto en LinkedIn que pueda mostrarle claramente sus calificaciones y experiencia al empleador potencial”, le asegura Alison Doyle, experta en búsqueda de empleo de About.com, a la BBC.

Cuestión de modales
No obstante, el proceso de establecer nuevos contactos en línea plantea preguntas sobre la etiqueta de crear relaciones de trabajo. Solía pensarse que era inapropiado hacer “llamadas en frío” a extraños, incluso si eran contactos de nuestros colegas de trabajo, para pedirles consejo sobre un nuevo empleo.
“La regla general para relacionarse con personas en LinkedIn es que uno se conecta con las personas a las que conoce o podría conocer en el futuro, por ejemplo en una conferencia o un evento”, señala Caroline Gaffney, quien dirige la página de inicio y cronología de LinkedIn.
Y, gracias a su naturaleza, las relaciones de trabajo digitales pueden alimentarse mucho más fácilmente que cuando los nuevos contactos se reducían a un montón de tarjetas de presentación que terminaban apiladas en un cajón.
“Las interacciones son mucho más fluidas ahora y la gente es mucho más abierta a recibir mensajes de alguien que pueden o no conocer, siempre y cuando haya un contexto”, dice Gaffney.

Hasta los tímidos
Pero muchas personas todavía no se acostumbran a ese enfoque. No todos desean ser tan abiertos con su currículo en internet ni se sienten cómodas al llamar a extraños para que una nueva compañía les abra la puerta.
Para quienes son tan tímidos en línea como lo son en persona, Gaffney sugiere que “hay formas más ligeras de interactuar: se puede hacer clic en ‘me gusta’ o comentar en la participación de otros”.
“Por ejemplo, alguien con quien trabaja comparte un artículo sobre un nuevo producto, usted hace clic en ‘me gusta’ y eso es todo. Así hace que lo recuerden. Un ‘me gusta’ es algo muy ligero”.

Y añade que “a medida que gane confianza, quizás le den ganas de comentar sobre el artículo de otro y después graduarse compartiendo artículos. Verá que eso trae beneficios valiosos y lleva a crear más conexiones con gente que traerá oportunidades”.

Noticia via : http://www.dinero.com
Anuncios