5 Cosas que las redes Sociales nos han cambiado a la hora de relacionarnos

Se acerca el 14 de febrero, y por eso es buen momento para replantearnos esos cambios que las redes sociales, en especial Facebook, han propiciado en nuestra vida romántica y en cómo experimentamos la vida en pareja dentro del social media. La dinámica ha cambiado por completo desde el auge de las redes, al punto que una relación puede estar condenada al fracaso gracias a un like.

 

A continuación les presentamos cinco maneras en que nuestras relaciones han cambiado gracias a las redes sociales.

1. Si no está en el status de Facebook, no es oficial 

Si no anuncias que estás “en una relación” en tu perfil de Facebook, lo más seguro es que la gente piense que no se trata de nada serio. Lo mismo con tu estado de “comprometido” o “casado”. No se está hasta que Facebook dice que se está. Además, medir el tiempo en que es prudente poner que estás en una relación con alguien también es generador de problemas y estrés, ¿qué tal que tú estás listo para cambiar tu perfil -es un “gran” paso- pero tu media naranja no lo está?

2. Facebook y Whatsapp pueden terminar relaciones 
Este asombroso poder es gracias al hackeo, stalkeo y constante exposición de información en las redes. No porque antes fuera fácil llevar a cabo una infidelidad, sino porque al menos, la gente no malinterpretaba todo lo que veían en Facebook. Una fotografía, un like, o un comentario mínimamente sospechoso, pueden provocar una hecatombe en tu relación. Whatsapp también fue culpable de muchos rompimientos por la leyenda urbana de que dos palomitas significaban que el mensaje había sido leído.

3. Hay competencias por la felicidad 
Si se te ocurre revisar las fotos de tus amigos y conocidos que tienen parejas con las que viven muy felices, y que lo transmiten en sus fotos, es posible que te invada cierta envidia por su felicidad y que esa envidia genere en una competencia en las redes sociales, provocándote querer subir fotos llenas de dicha, alegría y abundancia. En estos casos, la felicidad se vuelve producto de competencia, no una vivencia a plenitud.

4. Se acabaron las mentiras (negras y blancas) 
Ya sea que quieres ser lo peor y engañar a tu pareja, o que quieras una noche de descanso para ti y no quieras decirlo, por lo que se te ocurre decir una mentira blanca, las redes sociales van a delatarte más temprano que tarde. Ya ni siquiera puedes decir que tienes algo muy importante que hacer si Facebook de inmediato le cuenta a todos que estás pasando el tiempo jugando Candy Crush. La información corre inmediata, y demasiado rápido.

5. Olvidar a tu ex, es una misión imposible
Con la posibilidad de encontrar rápidamente en Twitter, Facebook o cualquier red social su perfil solo utilizando su nombre de usuario o su correo electrónico, es difícil no espiar un poco (o mucho, dependiendo el caso) cómo va en su nueva vida sin ti. Esto a la larga puede convertirse en un problema pues nunca superarás la relación. También aplica en amores imposibles, aventuras pasajeras y novios de la infancia.

Reblogueado desde JULIETA NAVARRETE (merca20.com)
Anuncios