Como cambia Facebook el marketing empresarial

Facebook cumple diez años. La red social se hace mayor y ya han pasado diez años desde que Mark Zuckerberg creara la red social en su Universidad de Harward. Desde entonces han pasado muchas cosas, muchos cambios y hoy la utilizan 1200 millones de usuarios y multitud de organizaciones. Pero, ¿cómo ha cambiado Facebook el marketing online en la empresa?

Lo cierto es que decir Facebook es casi sinónimo de red social. Y este concepto ha dado mucho más poder al consumidor, al usuario, al cliente que ahora es capaz de expresar su opinión públicamente sobre una empresa, que puede crear una crisis de reputación online difundiendo un mensaje a través de los más de 1200 millones de usuarios activos. Algo que hasta hace poco era impensable. La empresa pierde el control de lo que se dice de ellas y tiene que dialogar.
No está tan clara la rentabilidad a nivel de retorno de la inversión realizada, tanto por los recursos invertidos para tener presencia en las redes sociales, como la red social como lugar donde anunciarse, que es una posibilidad más para las empresas

Facebook en 2004

image

Cuando Facebook ya era tremendamente popular muchas empresas miraban con recelo el nuevo fenómeno de las redes sociales. Al fin y al cabo otras aventuras similares, que auguraban una gran cantidad de beneficios en lo que a visibilidad publicitaria se refiere, como Myspace o Second Life habían fracasado no hace mucho.
La empresa se sube a la moda de las redes sociales, pero sin tener muy claro al principio para qué. Ocurre un poco lo mismo que con las páginas web, muchas empresas están porque está su competencia. Las cifras de la red hablan de más de 25 millones de páginas de pymes. Hoy prácticamente no se entiende una empresa que no tenga presencia más o menos activa, en esta red social.

El primer problema que tuvieron que salvar en muchos casos era utilizar Facebook para darle un sentido corporativo, puesto que en muchos casos las pymes aprendieron a manejarla de forma personal, sin distinguir qué podían publicar en un perfil de empresa y qué en uno personal. Afortunadamente poco a poco se ha ido puliendo este aspecto.

Después llegó la fiebre de los seguidores, donde lo importante no era tener clientes que fueran fieles a nuestra empresa en las redes sociales, sino tener muchos seguidores, aunque muchos de ellos no fueran más que perfiles que no interactuaban nunca con la empresa. Lo mismo podríamos decir de los Me gusta, el famoso botón que no llegó a la red hasta 2009.

La figura del Comunity Manager se hace imprescindible en las empresas, ya sea de forma dedicada o por lo menos que alguien ejerza sus funciones. La estrategia a seguir por las empresas en Facebook se hace imprescindible para que la inversión realizada, tanto en recursos humanos, como en tiempo o monetaria sea rentable.

Lo cierto es que Facebook ha cambiado las reglas y posiblemente ya nada será igual. Para muchas empresas que comienzan, la red social es la mejor forma de tener presencia en Internet, de promocionarse y darse a conocer y si consigue prosperar y salir adelante más tarde vendrá su página web, su blog, más redes sociales, etc. Pero al principio fue sólo Facebook el que nos dio visibilidad.

Anuncios