Como evitar que la gente pestañee en tus retratos

Publicado original por Mario de http://www.blogdelfotografo.com

La Ley de Murphy es presente en todos los aspectos de nuestra vida, la fotografía no se salva. Puedes invertir mucho tiempo en preparar un retrato, pose, iluminación, ajustes, fondo, pero si en el momento de disparar la foto, tu sujeto pestañea, ya se ha fastidiado tu foto.

Hoy te traigo un pequeño truco que te será de gran utilidad para evitar que tus sujetos pestañeen coincidiendo con el disparo:

Una vez tengas todo listo para disparar, ya has encuadrado, enfocado, y estás a punto de disparar. A la hora de gritar el típico “Venga, voy allá, unoooo, doooos, y treeeees” y disparar con el tres, prueba hacerlo más corto. Simplemente cuenta y dispara entre el uno y el dos. No hace falta llegar hasta 3, ni tampoco de esa forma tan lenta que normalmente lo hacemos, como si quisiéramos alargar el momento previo al disparo. ¿Sabes lo mal que lo pasan algunos estando delante de la cámara? La obsesión por no pestañear es precisamente lo que lleva a muchos a cerrar los ojos justo en el momento del disparo. La mejor forma de evitarlo es despistar su “subconsciente”. Haz que cuentas hasta tres pero dispara mucho antes, en uno o dos como mucho.

¿Te ha gustado este truco? Pues hay más, espera.

Existe otro método, alternativo, para disparar retratos y que los sujetos no salgan pestañeando, y es pedirles que cierren los ojos justo antes del disparo. Cuando estés preparado para hacer la foto pídeles que cierren los ojos suavemente (sin hacer fuerza tampoco) unos segundos, tras los cuales pídeles que los abran. Ése es el momento en que disparas 🙂 Esto permite al sujeto estar más tranquilo, relajado, y sin miedo a pestañear, puesto que acaba de hacerlo.

Espero que le saques provecho a este par de trucos en tus próximas sesiones de retrato. Son muy útiles en retratos individuales, pero en retratos de grupo lo son aun más, ya que no hay nada más fustrante que sacar una foto de grupo en la que unos salen justamente perfectos, mientras que otros están los ojos cerrados, o peor aun, medio-cerrados que parecen adormilados 😉

Anuncios